La joven que no podía leer / John Harding

9788416413096_L38_04_x

La joven que no podía leer publicada por Alevosía es la historia del falso John Shepherd y de la falsa Jane Dove. De él, del falso John Shepherd, nadie salvo el lector sabe que es un timador que está suplantando al verdadero John Shepherd, al igual que sabe que consigo lleva la ropa de éste, su maleta y la carta de recomendación para entrar a trabajar como psiquiatra en un manicomio de mujeres situado en una isla. El falso John Shepherd instalado en la habitación que ocupa en el manicomio, —en las dependencias para el personal—, fuerza la maleta del verdadero John Shepherd y encuentra junto a unas cuantas mudas limpias, un tratado de psiquiatría que versa sobre cómo tratar a los locos con afecto: permitiéndoles la lectura, haciéndoles hacer trabajos de  jardinería, acompañándoles en el día a día, dando paseos y hablándoles, atendiéndoles en lugares acogedores, etc. Obviando los problemas que le causa hacerse pasar por otro, el falso John Shepherd, decide liarse la manta a la cabeza y como en el manicomio en el que desempeña su falsa labor utilizan métodos que distan mucho de eso, se las apaña para convencer al médico en jefe para cambiar el sistema; y el médico en jefe sólo le da una oportunidad para probar su método afectuoso para curar la locura. Para ello debe escoger a una de las internas, la que él quiera y aplicar sus teorías. El falso John Shepherd escoge a la falsa Jane Dove, una muchacha amnésica de la que se desconoce su nombre real, de la que no se sabe muy bien si no puede leer o no sabe leer, y de la que no se saben muchas otras cosas. Una muchacha por la que el falso John Shepherd desde el primer minuto en que la vio siente una verdadera atracción. Y como diría un amigo mío: «Hasta aquí puedo leer.» Con estos mimbres el escritor británico John Harding crea una novela de ambiente fantasmagórico, agónica a ratos, trepidante en otros, incluso cómica en algunos pasajes, repleta de secretos e intriga, con muchos interrogantes y con mucho amor hacia los libros y la palabra que va in crescendo página a página. Como resultado una historia que el lector acoge como una madeja a deshacer; y la acoge con verdadero entusiasmo.

© MARÍA AIXA SANZ

Anuncios
Etiquetado ,
A %d blogueros les gusta esto: