‘OBSERVADA’ la novela con la que Salamandra Black celebra su primer aniversario.

SALAMANDRA BLACK

En septiembre de 2014 nacía el sello SALAMANDRA BLACK, perteneciente a la editorial Salamandra y comando por la canadiense Anik Lapointe que marcaba la línea a seguir de la colección bajo la premisa de que: «Black no se conformará con reclutar a personajes banales, sólo aceptará tipos inolvidables, de esos que te embarcan en viajes que aceleran el pulso y encogen el corazón.» Un año después celebran el gran éxito de la colección con ‘Observada’ de Renée Knight. No obstante, antes de hablar sobre esta apasionante novela, repasaremos lo que ha sido todo un año de grandes títulos.

Inauguraron la colección con ‘Galveston’ la primera novela de Nic Pizzolatto —el creador y guionista de la serie True Detective—. ‘Galveston’ posee una trama bajo la impronta del ajuste de cuentas, por ella se deslizan el protagonista Roy Cady y su partenaire Rocky escudados tras una serie de personajes secundarios que oscilan entre lo brutal y lo ordinario. Esta novela negra que se acerca mucho a una novela de carretera es una huida hacia delante del personaje principal pero como en toda huida hacia delante hay que revisar el pasado para dar el salto final. Eso es exactamente lo que le ocurre a Roy Cady, un matón tejano, que ni siquiera se quita las botas en la playa de Galveston, pero incluso así al lector le deja ver lo que llena y puebla todo su ser.

El segundo título publicado fue ‘La entrega’ de Dennis Lehane, autor de Mistic River, una novela de esas que el lector al finalizar exclama: «¡Wow!», por el cambio sorprendente que se produce en el transcurso de la historia, donde uno de sus personajes, concretamente: Bob Saginowski, pasa de tener un perfil bajo a convertirse en el verdadero protagonista de la entrega y de la novela. Alguien a quien podríamos definir como un justiciero a la antigua usanza. Un bostoniano que a pesar del ambiente en el que está sumergido intenta alcanzar su pedacito de cielo en el más allá y un poco de amor en la Tierra.

El tercer título de la colección es: ‘La mujer de un solo hombre’ de A.S.A. Harrison. Una novela que gracias al boca a boca se hizo muy popular el pasado verano en EE.UU. ‘La mujer de un solo hombre’ es el relato de las horas de decadencia de una pareja en la que ella se obstina en no dejar de ser después de veinte años la mujer de ese hombre. Jodi la protagonista de esta historia tiene un talento natural en obviar, no echarle cuentas, y hacer desparecer de su vida todo aquello que no le gusta, que le molesta o que le disgusta y que puede destrozar el pequeño mundo que ella se ha creado en su apartamento. Una novela en la que el lector indagara qué subyace en el fondo de esta mujer, qué hay tras su forma de comportarse.

El cuarto título: ‘Pista negra’ de Antonio Manzini es el primer título de la colección de un escritor europeo. Antonio Manzini es el creador del subjefe de policía Rocco Schiavone que en esta novela se ve sumergido en el frío y la nieve de la estación de esquí del valle de Aosta en los Alpes italianos. Todo un desafío para un romano no acostumbrado a lidiar con la gente de montaña pero sí con fiambres que aparecen de la nada. ‘Pista negra’ es una novela cuyos diálogos producen la carcajada fácil y Rocco Schiavone es un personaje cínico, machista, directo, que habita en lo ilegal y que con el transcurso de la historia al lector le va cayendo cada vez mejor. Un modo estupendo para definir esta excelente novela es definirla como una novela negra a la italiana.

Con el quinto título por fin llega a la península la autora canadiense de género negro de mayor proyección internacional Louise Penny y su serie protagonizada por el inspector Armand Gamache, con la sugerente novela ‘Una revelación brutal’ donde se mezcla lo negro con lo poético, donde en un ambiente bucólico y en un país tranquilo hay algo que no es lo que a simple vista parece y que envuelve al lector. En el bistró de Three Pines aparece un cadáver y el pequeño pueblo del Quebec queda conmocionado. Con las horas Three Pines y sus habitantes se someten a las pesquisas del Departamento de Homicidios de la Sûreté du Québec y al infalible método del inspector Gamache. Como resultado ‘Una revelación brutal’ se torna uno de esos títulos de los que por nada del mundo el lector desea que llegue la última página y con ella el fin.

El sexto título publicado en la colección es ‘El niño 44’ del británico Tom Rob Smith. Novela de espionaje, ambientada en la Unión Soviética donde el agente Leo Demídov pasa de espiar a ser espiado, de manejar los hilos a convertirse en marioneta y mientras tanto el lector que asiste a la debacle del protagonista es también testigo de cómo una trama de niños asesinados va saliendo a la superficie. Algo que Leo Demídov utilizará no ya para volver a ser quien era, sino más bien para encontrar un punto de honradez donde poder vivir con su conciencia.

El séptimo título es ‘Observada’ de la inglesa Renée Knight. Una historia que aboca al lector a ir devorando la novela con avidez aun sintiéndose en campo minado, puesto que al menor descuido la sorpresa le atrapa, y le atrapa tanto que dejar de leer es algo inadmisible. El ritmo trepidante de la historia y la agonía en la que Renée Knight sumerge el lector a la par que a los dos protagonistas hace reflexionar sobre si no son los lectores los realmente observados por la escritora ante tanto secreto y tanta intriga, ya que Renée Knight con maestría manipula y burla al lector hasta tenerlo a su merced. Por ello y por la calidad de ‘Observada’ resulta imposible no sucumbir y caer en la tentación.

Tras la lectura de los siete títulos de Salamandra Black, un año después, muy bien se puede llegar a la conclusión de que todos ellos resultan ser brillantes novelas de excelente lectura y factura, donde prevalece lo humano a lo negro, donde los personajes se convierten en inolvidables. Por tanto estamos ante una más que excelente colección que nos deja con ganas de más.

No quiero cerrar el artículo sin felicitar y dar al equipo de Salamandra Black las gracias por el maravilloso año “negro” que nos han brindado. ¡Muchísimas felicidades y gracias!

© María Aixa Sanz

Anuncios
Etiquetado
A %d blogueros les gusta esto: